Historia

Carbajo limita al Oeste con Santiago de Alcántara y por el sur con Membrío. A menos de cinco kilómetros de esta pequeña atractiva población se encuentra la orilla izquierda del Tajo Internacional, en cuya orilla derecha está ya Portugal. Se encuentra rodeado de elevaciones, como el Morrón del Egío y otros que constituyen la llamada Sierra de Carbajo, perteneciente a la Sierra de San Pedro. Su superficie total es de 28,05 kilómetros cuadrados, y una altitud sobre el nivel del mar de 344 metros y tiene unos 261 habitantes.

Los orígenes históricos de Carbajo no se pueden datar exactamente, ya que no se ha encontrado información escrita alguna. Si hay datos en el Archivo General de Simancas, en un documento que empieza "En el lugar de Carvajo, aldea y jurisdicción de la Villa de Alcántara, , a 26 de Abril del 1753."

Es muy posible que hubiese pobladores en esta tierra ya en la prehistoria, puesto que se encontraron varios instrumentos de piedra tallada, concretamente hachas, en la sierra, muy cerca del actual núcleo urbano.

Pero, curiosamente, puede que los auténticos primeros pobladores como tales fuesen gallegos, hipótesis basada en la memoria de diversos apellidos de la localidad y que su patrona sea Santa Marina, santa de origen gallego, muy importante en aquellas tierras.

Además, en cuanto al nombre del pueblo, Carbajo, puede que aluda a algún roble que hubiese por allí, y le pusieran el nombre en gallego (carballo), que derivaría después en Carbajo.